Llegamos cerca de la hora 22 desde el puerto de Pireaus en Atenas a Ermoupolis, la ciudad puerto de la isla de Syros en el Mar Egeo en Grecia, al Sur de Europa (interprétese la ubicuidad griega como mejor le parezca). El islote es un pequeño pedazo de tierra que no supera los 12 o 15 km en su máxima extensión. Sin embargo, por su ubicación estratégica ha sido tradicionalmente un punto neurálgico de la región de modo que actualmente oficia de capital administrativa de la zona.

En un país claramente marcado por la Iglesia Ortodoxa Griega, que es religión oficial, esta isla es un ejemplo de convivencia de los ortodoxos con los “francos”, denominación que le dan los griegos a los católicos apostólicos romanos (los del Papa) y que proviene del tiempo en que los cruzados franceses hicieron estragos en su camino a tomar la ciudad de Constantinopla que es la actual Estambul (sí, antes de la toma de Constantinopla por los islamistas hubo un saqueo de cristianos contra cristianos).

Callecita camino al hostel

Callecita camino al hostel

Todo esto para contar que acá, a diferencia de todo el país, la mayoría de la población es católica romana aunque se mezclaron mucho durante la Guerra de Independencia en el siglo XIX cuando muchos refugiados de las manos turcas terminaron en Syros (por más, leer wikipedia).

Pero estábamos bajando del barco en Ermoupolis. El paisaje de la ciudad promete. No habíamos podido reservar hostel de antemano, parte porque nos dijeron que era mejor negociar ahí y otra parte porque no nos dio el tiempo. Vimos una larga fila de “vendedores” de hostels y posadas a la salida del puerto. Hablamos con varios y finalmente Martu logró negociar lo que parecía un buen precio dada la calidad que nos ofrecían con una gurisa que en el medio de la negociación nos aclaró que podía entender español mientras tratábamos de bajarle algún mango más. Ella cumplía el estereotipo que uno imagina de las griegas: pelo enrulado, tez clara pero bronceada y ojos fuertes. Después nos enteraríamos que tenía 30 años.

Tomamos el equipaje y fuimos cuesta arriba hacia nuestra temporal morada. El apartamentito estaba buenísimo y además rodeado de callejoncitos y varias Santa Rita de distintos colores. Le bajamos el martillo rápidamente, por lo que a partir de ahí pudimos conversar más desestresadamente con la griega. Nos ofreció llevarnos a dar una recorrida por el pueblo y aceptamos. Dejamos el equipaje pesado y bajamos hacia la “rambla” frente el puerto. En un kiosco en el camino nos presentó a Gregory, un amigo de ella, y seguimos caminando hacia una zona con bolichitos.

Tomando una. Mythos, cerveza griega.

Tomando una. Mythos, cerveza griega.

Nos invitaron a tomar una y nos quedamos. Ella había estudiado economía y trabajaba dando clases de eso durante el invierno, aunque ayudaba al padre a “pescar” turistas en el puerto durante el verano ya que él estaba atravesando una enfermedad complicada (y cara) y estaban con muy poca plata. Gregory trabajaba en una compañía de barcos que lo había enviado a China por 18 meses hace poco tiempo y hace un par de días le habían dicho que se iba por dos años más a partir de mañana. Ambos tenían una cultura general bastante amplia, él un poco más.

Nos pusimos a hablar de la situación de Grecia. Lo primero que salió fue “nosotros odiamos a los alemanes”. Obvio, la presión que les han puesto es insostenible (irónico dado que saben que las presiones que les pusieron a ellos luego de la guerra favorecieron el ascenso del nazismo). Las preguntas de ella apuntaban a los recuerdos que teníamos nosotros de la crisis y cómo había sido la salida, había como una esperanza en saber desde nuestra perspectiva cómo era la luz al final del túnel. Ellos no la veían, están el quinto año de recesión. La desesperanza y la desconfianza en encontrar una salida en un tiempo razonable es desalentadora. Recuerdo lo mismo en Uruguay, hace no tanto (¡apenas 10 años!)

Una de las vistas más lindas de la ciudad

Una de las vistas más lindas de la ciudad

Él nos dio su impresión del panorama político y cómo los habían embaucado en las elecciones en las que los alemanes prometieron a los griegos que si elegían un gobierno pro-europeo (que unió a tirios y troyanos, al partido de centro derecha e izquierda) iban a renegociar las condiciones de la deuda y luego de las elecciones los alemanes no habían cedido ni en un punto (cosa parcialmente cierta). También nos contó lo que era su plataforma, salir del Euro, reorientar la producción a cosas que ya no hacían más por culpa de lo caro del Euro (incluso decía lo irónico que era que Grecia fuera importador de pescado), poner límites a la banca, etc. Le pregunté por su impresión sobre el partido nazi “Amanecer Dorado”. Me dijo que hace unos años no existía y ni llegaba al 1% y hoy es más del 7%, incluso algunos amigos de él lo habían votado. Ellos no se dicen nazis, sino Nacionalistas Socialistas (se reía porque es lo que implica la sigla en alemán). También destacó la ironía que la plataforma económica, fuera de los puntos de la inmigración, eran totalmente coincidentes con el partido de izquierda que desplazó al PASOK y que tuvo cerca del 20% de los votos, Syrisa.

Católicos y ortodoxos, un folleto de una iglesia

Católicos y ortodoxos, un folleto de una iglesia

No nos dejaron pagar la bebida que tomamos y nos fuimos a recorrer un ratito más el pueblo. Con Martu nos quedamos comentando cómo puede cambiar tanto el estado de ánimo de una sociedad durante una crisis (y olvidarse después) y cómo nadie es inmune, ni siquiera dentro de la Unión Europea. Además, una vez en crisis, tampoco hay aprendizaje de las malas políticas que se tomaron, por ejemplo en América Latina, y nuevamente el FMI y los conservadores proponen salir de las crisis económicas con políticas procíclicas que acentúan la caída solamente para imponer su agenda de políticas. No vi muchos manuales de economía que recomienden recortar gastos y subir impuestos para salir de una crisis económica sin ningún proceso inflacionario en curso ni nada que se le parezca. Ahora suena la música en nuestro continente, pero hay que mantenerse alerta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s