En un artículo anterior (ver http://ladiaria.com.uy/UGW) se analizó la relación entre los partidos políticos y el voto a favor de la baja de la edad de imputabilidad. Los datos por circuitos evidenciaban un claro vínculo entre el voto por Sí y el partidario: los votantes del Frente Amplio (FA), en su enorme mayoría, no apoyaron el plebiscito (solamente cerca de 20% puso la papeleta del Sí), mientras que sucedió lo inverso con los votantes de los partidos tradicionales (74% y 88% de votos con papeletas para los partidos Nacional y Colorado, respectivamente). En el caso del Partido Independiente (PI), la estimación arrojó una alta proporción de votos con papeletas del Sí, pero este resultado debe matizarse debido a la mayor varianza y el poco peso electoral del PI en cada circuito.

El objetivo de este artículo es realizar un análisis por edad. ¿Los adultos tuvieron mayores niveles de adhesión al plebiscito? ¿Los jóvenes se rebelaron contra éste? Dado que no se cuenta con información voto a voto (la Corte Electoral no informatiza esos registros), un primer acercamiento consiste en realizar una regresión en base a información de circuitos como la realizada para los partidos políticos, teniendo como variable dependiente el porcentaje del Sí a la baja en cada circuito, y como variables explicativas el porcentaje de votantes jóvenes (menores de 30), adultos (30-65) y adultos mayores (mayores de 65).

Los resultados de la regresión indican que los circuitos con votantes de mayor edad tuvieron mayores niveles de apoyo al plebiscito. Bajo algunos supuestos, se puede deducir que 42% de los jóvenes, 46% de los adultos y 56% de los adultos mayores incluyeron la papeleta del Sí.1 Una consideración apresurada de la regresión podría llevarnos a concluir que hay un corte etario que explica el resultado del plebiscito, pero un análisis más pormenorizado permite afinar y matizar esa conclusión.

En primer lugar, este perfil etario no parece demasiado alejado del promedio total de votos por Sí. Al representar la nube de puntos entre el porcentaje de apoyo al plebiscito y el porcentaje de votantes de cada tramo etario en cada circuito, a diferencia de lo que sucede cuando se representa por partido político, el resultado no sugiere relaciones claras entre las edades y los votos por el Sí.

La pregunta que surge a continuación es si la relación entre edades y adhesión al plebiscito no está mediada en realidad por otra variable (por ejemplo, que los jóvenes votaron en forma mayoritaria al FA). Para saber cuál es la variable preponderante, se puede realizar una regresión con ambos tipos de variables (partidarias y por edades).2 Este análisis nos plantea dos elementos; el primero, que la combinación de ambos argumentos aporta información, pero no mucha más que la que se obtiene del análisis utilizando únicamente el voto a partidos. En segundo lugar, da una idea del bajo poder explicativo de las edades. Mientras que la diferencia en el porcentaje de adhesión al plebiscito entre un votante del FA y uno del Partido Nacional es importante (55%), la diferencia entre un votante joven y uno viejo del mismo partido es, en promedio, menos de 2%.

¿Esto implica que no hubo una mirada generacional sobre el problema? ¿Implica que no existe la “generación no a la baja”? No, para nada. El concepto de “generación no a la baja” refiere a un actor colectivo que jugó un papel fundamental en la construcción de una campaña política que encolumnó a casi la totalidad de los actores juveniles de todo el espectro político y al Uruguay organizado detrás de la defensa de los derechos de adolescentes y jóvenes. Lo que sí parecen indicarnos los datos es que este sesgo en la acción colectiva no necesariamente se tradujo en un sesgo etario en la conducta electoral ante el plebiscito, o al menos que ese eventual sesgo no fue apartidario.


  1. El artículo metodológico está disponible en el blog penillanura.wordpress.com. Las estimaciones se obtuvieron bajo el supuesto de constancia de Goodman. Más allá de la incertidumbre sobre los valores exactos, la diferencia de apoyo al plebiscito por edades es robusta con diferentes especificaciones y agrupaciones de cohortes.
  2. Nuevamente, se realiza el análisis como si los coeficientes de los circuitos en forma agregada representaran coeficientes individuales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s