Viento de cola

Durante este tiempo se ha escuchado una y otra vez grandes elucubraciones de los pesimistas de siempre y sus oráculos técnicos respecto al “viento de cola” que mueve la economía uruguaya. Está bien. El contexto económico regional y mundial sin lugar a dudas constituye una variable clave y central en la determinación de la trayectoria de una economía pequeña y abierta como la uruguaya. Pero hasta ahí.

Atribuirle todos los males y bienes a las condiciones externas no sólo es una demostración de pesimismo, es una muestra más de la ausencia de proyecto nacional y de la incapacidad de los partidos fundacionales para construir una propuesta articulada en un relato. Si la crisis de 2002 fue producto de la combinación de la fiebre Aftosa y la devaluación argentina, y el éxito económico de la última década se debe al crecimiento de la región: ¿Para qué le piden el voto a la ciudadanía? ¿Les gusta el sillón para manejar los entretelones del poder?

A continuación se muestra el gráfico de crecimiento del PBI de Uruguay comparado con la región de América Latina y los vecinos cercanos de Chile y Brasil. Como puede observarse, Uruguay no solamente ha aprovechado de mejor forma el impulso internacional con tasas de crecimiento sistemáticamente superiores, sino que puesto a prueba en el año 2009, bajo la gestión del Ministro de Economía Álvaro García y en medio de una crisis económica regional y mundial, se evitó la recesión con una tasa de crecimiento superior al 2%.

PBI

Está claro, sin grandes flujos de inversión desde un mundo desarrollado en crisis y una alta demanda de commodities impulsada por China, los gobiernos del Frente Amplio hubieran tenido otro escenario económico quizá más adverso. Eso sí, que quede claro, no parece arriesgado afirmar a la luz de los resultados obtenidos que si el escenario internacional hubiese sido otro, una administración del Frente Amplio también lo hubiera manejado por encima de los resultados que determina la coyuntura.

Complementariamente al gráfico anterior, hemos incluido la evolución de la tasa de desempleo desde 2005 a la fecha para el mismo conjunto de comparación. ¡Milagro! El viento de cola también sopló más fuerte en el mercado laboral uruguayo que en el de nuestros vecinos (quizá por eso la gran apuesta a la energía eólica de nuestro país).

Desempleo

El Frente Amplio no abolió ni abolirá los ciclos económicos. Lo importante es que en Uruguay, más que viento de cola, soplan otros vientos. Y en los escenarios que toquen, a la luz de lo hecho, lo haremos mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s