El impulso y sus impulsores

Shakespeare escribió que el mundo es un escenario y que los hombres y mujeres son tan sólo actores. Este es un punto de vista necesario para comprender el escenario político uruguayo actual… y sus actores.

No se puede explicar la profunda transformación social y política que sacudió la antigua estructura de nuestro pequeño y envejecido país durante la última década sin entender los cambios en los parámetros del sistema político que ocurrieron a partir del año 2005. Resulta evidente que el Frente Amplio (FA) representa una coalición social y política distinta al bloque tradicional que apoyó los últimos gobiernos de coalición blanquicolorada. Su ascenso paulatino se dio de la mano de una coalición de sectores obreros, profesionales y una red cada vez más extensa a nivel territorial que se aceleró a partir de la fractura del modelo económico en el año 2002. Astori y Mujica pueden verse como formas estilizadas de los dos principales vectores de acumulación política liderados por Tabaré que condujeron al FA al gobierno nacional en 2005.

Volviendo al punto: ¿por qué se puede afirmar que cambiaron los parámetros del sistema a partir de 2005? La mayoría parlamentaria del FA planteó un escenario de real incidencia a los movimientos sociales, tradicionales y no tradicionales, sobre una bancada históricamente ligada a sus agendas. No se puede entender al país sin acusar recibo de este cambio. La afiliación a los sindicatos es un mérito fundamentalmente del PIT-CNT pero no se logra explicar sin el cambio de escenario generado por la reforma laboral promovida desde el FA. Tampoco se explican conquistas en derechos en diversidad, marihuana, salud sexual y reproductiva e incluso el controvertido tema del aborto.

Los escenarios son fundamentales en política, pero solamente delimitan ventanas de oportunidades. Al escenario de cambio de época planteado a partir de 2005 se sumó la potencia de los movimientos sociales que utilizaron todos los recursos que tuvieron a su disposición y más para empujar una agenda de reforma social de vanguardia como no la había visto el país desde hace casi exactamente un siglo.

La historia de reformista del Uruguay se merece el país de vanguardia y laboratorio social construido durante esta década: el FA generando escenarios y los movimientos sociales empujando

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s